mobile learning

Mobile learning

Mobile learning ¿Te decantarías por esta opción si tuvieras que diseñar un curso on-line en el que los contenidos estuvieran estructurados en textos extensos, de compleja comprensión, imágenes con gran carga gráfica y con muchos elementos?
La respuesta es NO.

Tiene muchas similitudes con e-learning. Para empezar, es necesario el uso de las tecnologías e Internet.

Pero también muchas diferencias. Ya que lo convierten en un modelo a seguir sólo cuando los contenidos, el tiempo de los recursos y los dispositivos, hagan conveniente su uso.

 

¿Cuándo decantarnos por Mobile learning?

Será conveniente decantarse por esta opción cuando:

  • Sea necesario acceder a los contenidos desde cualquier dispositivo (Pc, Tablet y móvil) y en cualquier espacio. La clave es dotar de accesibilidad en cualquier tiempo, en cualquier lugar.
  • Cuando se puedan presentar los contenidos de manera informal, no necesariamente estructurada (la navegación debe ser simple).
  • También cuando se puedan encapsular los contenidos en pequeñas unidades. Es mejor obviar manuales del tipo testamento.
  • Y se consideren idóneos los recursos microlearning para desarrollar el contenido: recursos rápidos, relevantes, útiles y dinámicos.
 

¿Cuándo no decantarnos por Mobile learning?

No será aconsejable cuando:

  • Hay una gran carga gráfica que requiere de imágenes complejas y compuestas.
  • La carga de lectura es considerable.
  • La interactividad de las pantallas es alta.
 

Ventajas

  1. Permite aprender dónde y cuándo uno quiera.
    • Aumenta así la tasa de finalización de los cursos.
    • Las personas se sienten más predispuestas y motivadas hacia el aprendizaje.
  2. Facilita un aprendizaje diversificado a través de multitud de recursos:
    • Microlearning.
    • Webinar.
    • Workshops, etc.
  3. Mejora la retención de los contenidos. Los contenidos breves tienen un mayor impacto.
  4. Posibilita la interacción, los comentarios y el feedback en tiempo real.
 

Inconvenientes

  1. Las distracciones.
  2. El uso de smartphone posibilita interrupciones del tipo llamadas, notificaciones, likes de redes sociales.
  3. El tamaño de las pantallas.
  4. Las pantallas pequeñas provocan mayor cansancio para la vista.
  5. La compatibilidad de los contenidos.
  6. Por eso, si el contenido no es responsive, se hace muy complicado visionarlo con las mismas funcionalidades e interactividad en cualquier dispositivo.
 

Conclusiones

El mobile learning no sirve para cualquier contenido y objetivo de aprendizaje. Al igual que ocurre con el e-learning.

Buscamos diariamente consumir rápidamente con la mejor experiencia posible. Lo mismo ocurre con el conocimiento. Por eso, el mobile learning es una apuesta segura para poner a las personas en el centro del aprendizaje.

 

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.