navegar elearning

El ritmo del elearning

¿Qué ritmo del elearning para el aprendizaje tienen que seguir nuestras personas durante la formación? ¿El suyo propio, o el que marque el curso? Además de cuestión de diseño…      

Es cuestión de confianza.

 

Navegación restringida

  • Cuando diseñamos una formación con la navegación del curso completamente restringida, podemos pensar que los usuarios no puedan pasar de pantalla hasta que hayan accedido a todos los contenidos:

    • Porque así los contenidos más importantes se visualizan seguro.
    • Además de que así nos aseguramos de que el curso haya aportado conocimiento.
    • Y también porque así las personas aprenden más y mejor.

    Aunque probablemente, los destinatarios de la formación puedan pensar:

    • Que no se confía en ellos, ya que se les obliga a formarse siguiendo el ritmo marcado en pantalla.
    • O puede que decidan alternar otras tareas mientras los contenidos se acaban de presentar en pantalla, o la locución finaliza y se permite pasar a la siguiente.
    • Y los habrá que se decidan a dar clics “a lo loco” para que el curso acabe cuanto antes.
 

Oportunidad y Confianza

Si una persona no aprovecha todas las oportunidades que la formación corporativa le proporciona, la solución puede no estar en obligarle a pasar por todos los contenidos del curso, sino en construir un ecosistema de aprendizaje basado en la confianza. Y que esta sea bidireccional.

Personalmente nosotras no somos muy partidarias de construir cursos con la navegación completamente bloqueada. Pensamos que las personas deben tener la posibilidad de decidir y actuar con responsabilidad.

Aunque también, la realidad nos hace conscientes de condicionantes que rodean la formación. Como, por ejemplo, que esta deba ser bonificada o que existan requerimientos legales que obliguen a la visualización (que no implica aprendizaje) de los contenidos.

 

¿Qué ritmo del elearning te gusta?

¿Te gustan los cursos que te obligan a pasar por cada uno de los apartados, que te marcan cuando acabar de escuchar las locuciones, que te obligan a clicar en cada «+» que encuentres? ¿Y, si no fueran así, realmente… visualizarías todos los contenidos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.